Lunes, Octubre 16, 2017
A- A A+

Facebooks

  facebook torrecica       facebook leg mil   palaces zurgena 2


Bienvenida

paisajebienvenida

Os damos la bienvenida  a todos los Palaceros y amigos de Palacés a nuestra web. Este espacio en la red informática centra su mirada en Palacés/Su territorio, su historia y sus gentes. Como herederos y participes de su rico legado milenario sentimos la obligación y tenemos la responsabilidad histórica de trabajar por fijarlo, defenderlo y transmitirlo a las generaciones venideras.

Pretendemos que sea un producto colectivo. Resultado del esfuerzo, conocimientos y aportaciones de toda la comunidad.  Porque si todo legado histórico es producto colectivo, su estudio resultará tanto más fructífero cuanto más numeroso sea el equipo que lo analiza.

En principio, los objetivos son pocos y precisos, mas no por ello faltos de ambición.

Aspiramos, en primer lugar, a recuperar del pasado y salvaguardar del olvido nuestra propia Historia, con los hechos más destacados, los que han marcado nuestra idiosincrasia, así como tradiciones y costumbres diferenciadoras, antes de que la vorágine de los tiempos acabe con todo ello.

Pretendemos, asimismo, que sirva de punto de encuentro para todos aquellos que quieran contribuir en su elaboración. Se erige, de este modo, en principio y fin de sí mismo, en objeto e instrumento a favor propio; pues intentamos utilizarlo como hilo comunicador para la recogida de información con la que vaya nutriéndose la propia página. Este proceder dinámico permitirá que el resultado final sea un producto colectivo y mejorado, ya que representará la confluencia de informaciones y colaboraciones procedentes de cualquier punto cardinal, donde se encuentre un palacero de bien con ánimo de contribuir con sus aportaciones. Partimos con la intención de que cuanto material se muestre en este espacio, se vaya sometiendo al parecer de quienes lo consulten; y, a partir de ahí, recibir sugerencias y datos con vistas a ampliar y consolidar, o modificar, el material  elaborado.

El objetivo último, en definitiva consiste en dejar constancia para el futuro, no solo de nuestras señas de identidad, sino también de las circunstancias y hechos que han influido en la conformación de nuestro presente y nuestra personalidad.

No obstante, como requisito previo y trascendental, para todo ello, debemos  imponernos un propósito esencial: generalizar la concienciación del valor insustituible de nuestro patrimonio; y por ende la importancia de rescatar, preservar y poner en valor nuestro pasado, patrimonio y recursos potenciales de que disponemos y debemos proyectar hacia el futuro  en beneficio de todos.

Compaginar los dos propósitos que nos guían en absoluto resulta contradictorio. Respetar y mantener un legado milenario y, a la vez, concebirlo vivo y abierto, proyectado hacia el futuro es  la mejor forma de unir el pasado  con el porvenir, saliendo ambos enriquecidos.

Así pues, quisiéramos establecer el germen para una valoración individual y colectiva, no solo de nuestro patrimonio material, sino también de nuestro patrimonio inmaterial, con el fin de evitar que siga destruyéndose uno y perdiéndose el otro con el paso irremisible de los siglos. Apreciar en su justo valor lo que tenemos constituye la base para su conservación y aprovechamiento. Un pueblo sin historia es un pueblo baldío y condenado al exterminio en el futuro.

Este espacio surge del encuentro afortunado y la confluencia fortuita de las preocupaciones de distintas gentes que, por caminos separados y durante años, han ido  recogiendo datos sobre cuestiones diversas en archivos, libros, tradiciones, entrevistas... Ahora, todo ello se plasma en este trabajo colectivo. Se trata, en definitiva, de que a partir de un adecuado conocimiento de nuestro pasado y nuestro presente abordemos el futuro con más claridad y posibilidades de acierto, con nuevas perspectivas; ya que lo que debemos procurar es que la ignorancia no mate la gallina. El peor enemigo del pasado es su ignorancia; o, dicho en positivo, no existe mejor protección del patrimonio que su valoración y, para ello, resulta esencial su conocimiento. Esperemos que, de esta forma el atrevimiento de la ignorancia no arrase la gallinica de los muros de oro, como ocurrió en La Torrecica (por citar un ejemplo hiriente).
 
Concebimos esta página de momento, más como un proyecto que como un resultado; y parte con la modestia necesaria de los inicios, con la modestia que imponen los recursos, y a la vez con las máximas pretensiones y objetivos más altos. Por tanto agradecemos de ante mano toda colaboración, toda sugerencia y toda crítica que se nos remita. La idea consiste en que tú también te conviertas en coautor y responsable de este material. Si sientes por Palacés el afecto y amor que todo hijo siente por su tierra, debe ilusionarte cooperar con tus medios, conocimientos y recuerdos en materializar este proyecto. Palacés te necesita y te quiere con él.